MENTES DIGITALES

@CarlosIsaacsB, 12 nov 2015

Es interesante, si, la idea se hace cargo de un problema real. Hasta ahora la prestación del servicio implica numerosos pasos burocráticos, búsqueda y recopilación de información. Para que el cliente obtenga su servicio se requieren numerosas personas llamando por teléfono, anotando y analizando la mejor opción. Probablemente colocar esa misma información en la WEB pude transformarse en un una oportunidad de negocio”. ¿es así?. La verdad es que probablemente NO.  

Puede ser el comienzo, un punto para empezar a probar. Porque el mundo digital es distinto, no se trata de traspasar la información de los papeles a la web, de cambiar el pago desde el cajero a PAYPAL, de colocar un mapa con la ubicación georeferenciada y unas bonitas fotos que al pincharlas despliegan información. Los negocios en el mundo digital tienen una lógica distinta. Los bits están ahí para sumar, para interactuar, para aprender. Cada click, entrega información, que se procesa, se comparte y mejora una funcionalidad de la aplicación, cada like, estrellita, comentario y palabra acerca del servicio alimenta bases de datos y mejora la toma de decisión propia y de los siguientes usuarios. Los sistemas expertos mejoran los algoritmos y el negocio empieza a tomar vida propia. Los usuarios se transformarán en desarrolladores, consciente o inconscientemente. Sus teléfonos y relojes, registrarán sus movimientos, sus gustos y preferencias, sus emociones. Alimentando la red e incrementando la potencia y funcionalidad de la aplicación. Los negocios de la era digital, son en tiempo real, aprenden, comparten y focalizan. El teléfono y sus aplicaciones están ahí para conocerte, para darte en el gusto para anticipar tus deseos y tratar de facilitarte la vida, no para reemplazar la enciclopedia, las páginas amarillas o la operadora telefónica.

Estamos viviendo tiempos confusos para los negocios, en una transición. Una parte de nosotros se aferra a lo conocido y avanza progresivamente hacia el uso de internet. Pero comparar la economía de lo físico con la economía digital es como pasar desde la física discreta de Newton a la física cuántica de Einstein. no se pueden relacionar. Cada una está basada en modelos distintos. Pero las dos son válidas. Si queremos calcular la resistencia de un edificio para que no se caiga, Newton está perfecto. Pero si queremos entender el origen de la vida, la biología de la célula, y su relación con las enfermedades, entonces necesitamos la física cuántica.

 

Pero comparar la economía de lo físico con la economía digital es como pasar desde la física discreta de Newton a la física cuántica de Einstein. no se pueden relacionar. Cada una está basada en modelos distintos. Pero las dos son válidas.

 

Los bits, átomos, neuronas y genes se comienzan a mezclar dando vida a los nuevos negocios, negocios que rompen las reglas y amenazan paradigmas fuertemente arraigados. Hoy el taxista es el vecino gracias UBER, el hotel lo tiene la señora de la esquina gracias a AIRBNB, el análisis de sangre se hace en el teléfono con THERANOS y NIMA analiza tu plato de comida para prevenir de comer lo que te cae mal solo con colocarlo en la mesa.

Los de más edad, seguimos pensando en Newton para enfrentar nuestros desafíos.  Los millenials, la generación de jóvenes que nació con el computador, sabrán construir y aprovechar este nuevo mundo. Un mundo de oportunidades para aquellos que lo entienden, para aquellos que nacieron con mentes digitales.

2017-03-01T11:22:29+00:00

Casos de éxito!

Yogurtera

Swarm Technologies

Acceso rápido

Contáctanos

Francisco Salazar 01145

Phone: +452 596656